NOTICIAS Y ACTUALIDAD

El presidente de la Diputación de Soria visita la empresa fábrica de pellets de Amatex en Cabrejas del Pinar

El presidente de la Diputación de Soria visita la empresa fábrica de pellets de Amatex en Cabrejas del Pinar

El presidente de la Diputación de Soria, Antonio Pardo Capilla, ha visitado la fábrica de pellets que el grupo Amatex posee en la localidad soriana de Cabrejas del Pinar. Ha estado acompañado por el diputado delegado de Vías Provinciales y alcalde de Cabrejas del Pinar, Fidel Soria, puesto que la institución provincial ha invertido 528.000 euros en mejorar  la carretera provincial SO-P-5018 desde la N-234 en Cabrejas a Muriel Viejo.

El gerente del grupo Amatex, Alberto Gómez, ha tenido la oportunidad de explicar a Pardo Capilla el proceso de elaboración y transformación de la biomasa, cómo se recoge la materia prima en el campo y se trata en la fábrica. “La planta da empleo a 50 personas, además de vincular a un numeroso grupo de empresas colaboradoras para la ejecución de montajes fuera de las instalaciones, lo cual proporciona una gran capacidad para el suministro y ejecución de obras en cualquier punto de España”, explica Alberto Gómez.

La empresa Amatex S. A. nació en 1997 y desde entonces se dedica a la obtención de madera tratada para exteriores y su posterior transformación en infinidad de productos. Creada ya con la clara vocación de ser líder en su sector, Amatex cuenta entre sus ventajas con una ubicación privilegiada, un equipo humano de inmejorables profesionales y el infinito potencial que emerge de su gran experiencia.

Amatex dispone de 30.000 m2 de superficie donde tiene ubicados 4.000 m2 de naves, en la actualidad y gracias a un proceso continuo de expansión mediante grandes inversiones en inmovilizado. Utiliza para la construcción de sus elementso el Pinus sylvestris (llamado vulgarmente Pino Soria, Pino Valsan, Pino Rojo, Pino Suecia). La madera de este tipo se diferencia del resto de pinos en su extraordinaria calidad y elevada resistencia a la rotura y pudriciones, dado el escaso crecimiento anual que tiene.

De las bondades del producto final se benefician tanto los clientes como el medio ambiente. La madera utilizada proviene exclusivamente de montes ordenados gestionados por las Administraciones Públicas y donde se aplica rigurosamente una explotación sostenible de los bosques (madera con certificación PEFC). Los elementos constructivos con este material requieren un consumo energético menor que si se utilizaran otros como el hormigón o el acero, además de formar parte del efecto sumidero de CO2.